Las empresas y las marcas están utilizando los códigos QR en todos lados: diarios y revistas impresas, vidrieras de negocios, folletos de publicidad y hasta como imágenes de posteos en redes sociales. Pero, cómo es la experiencia de usuario cuando escanean estos códigos? Son útiles para ellos? Agregan valor a la estrategia de comunicación?

Actualmente es muy sencillo y barato agregar el código QR a cualquier pieza comunicacional. En Internet existen muchos generadores de códigos QR gratuitos y muy sencillos de usar. En poco minutos se puede generar la imagen del código, pasársela al diseñador o diseñadora y que la agregue a su pieza de diseño.

Pero…esto es solo el comienzo. No todo termina con mostrar el código y que las personas lo escaneen. Pocos se preguntan por el después. Cuál es con certeza la experiencia del usuario? Lo que estamos viendo es que muchas veces no se le dedica tiempo ni creatividad a ese después. Se pasa a QR, por ejemplo, la dirección web de la página institucional de una empresa y nada más. El usuario al escanear el código llega a una web no optimizada para móviles, por lo que esa página es casi imposible de ser navegada y leída. Debe estar pendiente de hacer zoom en los textos, imágenes, moverse para arriba, para abajo, los costados…..en fin, lo certero en este caso, será que ese usuario jamás vuelva a leer un código QR y la imagen que se haya llevado de esa empresa, no sea del todo grata.

 

Seamos responsables con los usos del QR, respetemos su valor y potencialidad y por sobre todo, cuidemos a los usuarios que se interesan en scanearlos.

Vea más información sobre Flyering: www.flyering.com.ar