QR (Quién Robará?)

La historia del dinero nos remota a un pequeño taller en Roma, que se encontraba próximo al templo de Juno Moneta, donde se acuñaban tan preciadas circunferencias de distintos metales, que luego se utilizaría como valor de itercambio. A raíz del nombre de ese templo, hoy llamamos a las monedas con ese nombre. Pasó el tiempo y el dinero pasó a fabricarse con base en papel (paradójicamente llamado “papel moneda”). A diferencia de una moneda de oro, donde el metal por sí mismo tiene el valor, el papel moneda, sea verde, blanco o a colores vivos, sigue siendo papel, por lo que su valor y respaldo lo da su emisor, los bancos centrales en cada caso. A lo largo de la historia muchos hábiles pero a su vez oscuros personajes han sabido sacar provecho de esto y han montado sus propias imprentas de billetes, a lo que los bacos han ido respondiendo con mayor seguridad en sus impresiones. Les presentamos lo último en tecnología monetaria: los Nano códigos QR’s.

Estimado lector, deje de buscar los códigos QR en la imagen. Por qué? La idea es incluir los nano códigos QR como pequeñas partículas combinadas con tinta fluorescente, que serán leídas por un laser especial del que dispondrán únicamente los bancos. Falsificadores de turno, a investigar un poco más sobre códigos QR o deberán salir a buscar empleo a la calle. Claramente, una nueva utilización de los códigos QR, que nadie esperaba…

Vea más información sobre Flyering: www.flyering.com.ar